PORTUGAL FASHION INVIERNO ’13/14: PRIMERA PARTE

Diario de la semana de moda portuguesa. Lugar: espacio Carpe Diem Arte e Pesquisa. Hora: 6.30 PM.

Un inmenso jardín en pleno éxtasis primaveral acoge a dos inquietantes pavos reales que, indiferentes, se dejan ver entre los invitados al show. Y aunque por un momento podria parecer que alcanza con lo que tenemos ante nuestros ojos para satisfacer el apetito por lo nuevo, lo raro, lo curioso, basta con entrar al antiguo edificio que “conserva” su natural proceso de deterioro, para entender que lo que estamos a punto de ver no es perfecto, no es impoluto, pero es auténtico, es consistente, es Portugal.

Las luces se apagan: comienza el show.

El deterioro de los objetos, es tema de inspiración para la cuarta colección de Susana Bettencourt, que presentó Fragmented Oxidation y lo representó en punto -jacquard y calados- en pigmentos y dibujos alusivos al proceso de oxidación. “Descomposición, fragmentación y transformación para crear algo nuevo” es su lema de temporada.

Forest, nace de la necesidad de Hugo Costa, de reflexionar acerca de la relación entre la naturaleza y los espacios urbanos. Así es como aparecen los brillos de los bosques densos, los matices que van de los verdes al beige y al marfil, las estampas sutiles; todo desarrollado a través del sentido práctico de la urbe, de lo cotidiano, del streetwear.

Formada en arquitectura, Andreia Lexim propone piezas que se construyen a partir de formas geométricas, como lo demostró con recortes estratégicos, capas que caen en triángulo, pliegues que devienen rombos y pinceladas gruesas sobre vestidos/lienzo de carácter rectangular.

Partiendo del concepto de “hábitat portátil”, Estelita Mendonca llega a la idea de protección del ser humano y por eso su colección se alinea con los abrigos, las parkas, los anoraks, las chaquetas que se ajustan a la cintura y las camisas funcionales que terminan con elástico. Cual manta protectora, el poncho abrigado y liviano surge como máximo exponente del confort.

Mientras tanto, Daniela Barros pone el foco sobre la necesidad obsesiva de protección y los ritos inconscientes que envuelven el cuerpo. Propone estructuras rígidas con recortes que forman capas defensoras, como los abrigos de paño con cuellos dobles maximizados y las sobrefaldas que abrigan las piernas por encima de pantalones, bermudas y también shorts.

Se encienden las luces: ha terminado el show.

Noel Falken

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s